AMDPress.- El Grupo Campofrío ha experimentado un incremento del 8,5% en su beneficio neto en el primer trimestre de 2006, llegando a los 4,84 millones de euros, frente a los 4,47 millones que registró durante ese mismo periodo en 2005. Además la facturación de la compañía ha alcanzado los 199,3 millones de euros, un 4,6% más, y la deuda financiera se ha reducido un 28%, hasta los 212 millones de euros.

Estos resultados han sido posibles gracias al comportamiento tanto de la matriz como de la mayoría de las compañías del grupo. Concretamente, el volumen de negocio de Iberia durante este periodo ha crecido hasta los 160,3 millones de euros, un 9% más, frente a los 146,7 registrados en el mismo periodo de 2005. Estas cifras se han visto favorecidas por el incremento de la cuota de mercado registrada en libre servicio, loncheados y platos preparados, y por el positivo comportamiento experimentado en la venta de productos tradicionales (jamón curado y cocidos), en los que la compañía ha reforzado su liderazgo.

Destaca la mejora la mejora de la rentabilidad de las operaciones en Francia que alcanzaron Ebitda positivo. En el caso de Rumanía, Tabco continúa con la significativa rentabilidad ya alcanzada en 2005. Por otro lado, se la compañía espera una mejora de los resultados de la filial rusa del grupo, Campomos, basándose en la concentración industrial realizada, en la confianza en el nuevo equipo de gestión y en el comportamiento de lanzamientos e innovación, especialmente de las pizzas refrigeradas.

La deuda financiera neta de Campofrío se ha situado en 212 millones de euros en este periodo, 59 millones de euros menos que los 271 contabilizados por el Grupo al cierre del primer trimestre de 2005. Esta reducción, del 21,8%, pone de manifiesto la sólida generación de caja de la compañía. Asimismo, cabe destacar que el Grupo Campofrío mantiene su política de generación de valor para el accionista. Por este motivo el Consejo de Administración propondrá a la Junta General de Accionistas la distribución de un dividendo entre los accionistas de la compañía de 16 millones de euros, lo que supone 0,3 euros por acción.