AMDPress.- El Consejo Regulador de la Denominación de Origen "Ribera del Duero" ha otorgado la Calificación de “Muy Buena” a la cosecha 2002, en un acto celebrado en Madrid y presidido por el presidente de este organismo, Francisco Uña Castaño.

En su intervención ante los casi 350 invitados que asistieron al acto, entre ellos el presidente del Senado, Juan José Lucas, y el consejero de Agricultura de Castilla y León, José Valín Alonso, Uña recordó que el invierno 2001-2002 fue uno de los más duros de los últimos 30 años, y que las circunstancias climatológicas condicionaron la vendimia y dificultaron la recogida de la uva, dando lugar a una esmerada recolección por parte de los viticultores de la zona, aún a costa de sacrificar parte de su producción.