La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha subrayado cómo "el comercio exterior agroalimentario ha constituido uno de los pilares de la recuperación económica, contribuyendo de un modo decisivo a la mejora de la balanza comercial total de nuestro país". García Tejerina hacia esta afirmación durante la presentación del Anuario"Alimentación en España 2014", elaborado por Mercasa con los datos relativos a 2013, y que supone un completo informe sobre el sector alimentario. El acto ha contado también con la presencia del presidente de SEPI, Ramón Aguirre Rodríguez, y el presidente de Mercasa, Eduardo Ameijide y Montenegro.              

García Tejerina ha detallado que el valor de la producción de la rama agraria española ascendió, en 2013, a 44.271 millones de euros (corrientes), lo que supuso un aumento del 4,9% respecto a la campaña anterior. Además, los consumos intermedios representaron 20.960 millones de euros, y las amortizaciones y otros impuestos, 5.127 millones. 

Según la Encuesta de Población Activa, el promedio de población activa del sector primario superó ligeramente el millón de personas en 2013, de los que el número de ocupados alcanzó las 745.100 personas. Si a esta cifra se añade el empleo en la industria, el transporte de los productos y el dedicado a la distribución, "el conjunto del sistema agroalimentario da empleo a más de 2,3 millones de personas, lo que representa un 13% de la población ocupada".

Un 43% vende en el exterior 

Por otra parte, la ministra ha señalado que la industria alimentaria transforma la producción primaria en 28.762 empresas, que dan ocupación a cerca de 440.000 personas. Este sector, cuyas ventas netas se acercaron a los 92.000 millones de euros en 2013, "presenta un potente perfil exportador, ya que cerca del 43% de las industrias vendió al exterior".

García Tejerina considera que "tenemos que aprender a vender más y mejor", para lo que este Gobierno ha puesto en marcha las Líneas Estratégicas para la Internacionalización del Sector Agroalimentario. Según ha precisado la ministra, el valor de las exportaciones, en el año 2013, fue de 38.000 millones de euros, un 3,9% más que en 2012. Además, el saldo de la balanza comercial ascendió a 7.841 millones de euros, con un aumento del 36% respecto al año anterior, siendo la tasa de cobertura (cociente entre exportaciones e importaciones en porcentaje) del 126% para el conjunto del sector. Un dato a destacar es el grado de internacionalización del sector, medido a través de la tasa de apertura, que es casi tres veces mayor en el sector agroalimentario (65,9%) que en el conjunto de la economía española (23,7%).

69.225 millones de gasto en el hogar

Respecto al consumo alimentario, el gasto total en alimentación y bebidas el informe de Mercasa refleja que se alcanzaron en 2013 los 101.250 millones de euros, de los que 69.225 millones corresponden a gasto en el hogar y 32.025 millones en establecimientos de hostelería y restauración. Según estos datos, se produjo un ligero crecimiento del gasto alimentario del 0,6% con respecto al año anterior, debido fundamentalmente al comportamiento de la demanda en el hogar, que aumentó un 2,4%.

En la demanda de alimentación de los consumidores españoles priman los productos frescos; así pues, la carne supone un 22,1% sobre el gasto total; las patatas, frutas y hortalizas frescas un 17,2%; los pescados un 13,1%; y, el gasto en pan alcanza el 5,7%. Al mismo tiempo, también se configuran como partidas relevantes en el gasto alimentario la leche y derivados lácteos (11,8% sobre el gasto total), los productos de bollería y pastelería (4,1%), el aceite de oliva (1,8%) o los platos preparados (3,3%).

Respecto al consumo, los supermercados y los restaurantes con servicio de mesa son los principales establecimientos donde hacemos el gasto alimentario, y representan en torno al 50% del gasto total, tanto en el hogar como fuera de él.

Por Comunidades Autónomas, la media de 1.524 euros pér cápita a nivel nacional se ve superada en el País Vasco (1.968), Cantabria (1.811), Cataluña (1.761), mientras que sucede lo contrario en Andalucía (1.297), Extremadura (1.281) y Castilla-La Mancha( 1.272).

Punto de venta

Por otra parte, la ministra de Agricultura se ha referido a la distribucion comercial como "un sector clave de la cadena alimentaria, encargado de poner los alimentos a disposición del consumidor en el punto de venta". Así se aprecia la significativa participación de las actividades minoristas, ya que representa el 21,8% del total, con 118.000 locales comerciales, es decir, 2,6 locales por cada 1.000 habitantes.

En opinión de la ministra, "disponemos de una dotación comercial suficiente y repartida entre distintos tipos de abastecimiento, que permiten el suministro de alimentos en cualquier punto del país, con una oferta diversificada en calidad y precio".

Según este informe, a la hora de elegir el establecimiento de compra, los consumidores priorizan la calidad (64,1%) por encima del precio (55,3%) y la proximidad (47,8%).