España es contraria a la petición de la Comisión Europea de retrasar del 1 de septiembre al 16 de octubre la apertura de la destilación de vino de mesa para alcohol de uso de boca, por lo que espera una nueva propuesta, aunque el retraso sea apoyado por la mayor parte de los países productores, como Francia y Portugal.

De la misma forma, la Comisión española no se ha pronunciado respecto a la posibilidad de volver al anterior sistema e instaurar los cupos por países, en lugar de la cuota actual única para toda la UE. En el Comité de las Organizaciones Profesionales Agrarias y del Cooperativismo Agrario de la UE (COPA-COGECA, España es la única que defiende el actual mantenimiento del mecanismo de mercado (destilación) recogido en la Organización Común de Mercado (OCM) del vino, ya que sólo lleva un año en vigor y debería esperarse a ver cómo evoluciona antes de proponer su reforma.