AMDPress.- Según el informe "La Alimentación Mes a Mes", elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), el volumen de aceite de oliva consumido en los hogares españoles durante el mes de octubre de 2003 fue un 2,6% inferior al de octubre del año anterior. Este dato contrasta con el precio del litro de aceite, que aumentó un 4,4%. Con estos datos, el aceite de oliva es el cuarto producto alimenticio que más descendió en cantidades compradas.

Entre enero y octubre de 2003, el consumo de aceite de oliva se incrementó un 2,3% con respecto al mismo periodo de 2002, alcanzando las 350.750 toneladas vendidas. En el caso del aceite de girasol, el incremento con respecto a 2002 fue del 2,2%, con un volumen de 131.440 tm. En cuanto a las aceitunas, en el acumulado anual, las ventas se incrementaron un 3,7%, alcanzando las 95.670 tm.

En lo que respecta al valor económico resultante de las ventas de los tres productos, el de la botella de aceite de oliva aumentó un 4,5% con respecto a 2002, el de la botella de girasol bajó un 0,4% y el kilo de aceitunas subió un 8,8%. Estos porcentajes supusieron unos valores económicos de 812,25 millones de euros, 116,63 millones y 208,93 millones de euros, respectivamente.

En los diez primeros meses de 2003, el precio medio de la botella de aceite de oliva fue de 2,32 euros, frente a los 2,27 euros del acumulado de 2002, lo cual supuso un gasto per cápita de 19,60 euros. Mientras, la de girasol costó 89 céntimos, 2 céntimos de euro menos que en el año anterior, un gasto por hogar de 2,81 euros en este periodo.