AMDPress.- El consumo de vino en España ha caído un 1,1% en el primer trimestre de 2005, según datos del panel de alimentación del MAPA elaborados por la Federación Española del Vino (FEV).

Las causas principales son el menor aumento de los vinos con D.O., del 17% frente al 28% con el que acabaron el año 2004, y una caída de los vinos de mesa, que generan que el consumo de vino en España se sitúe en 264,45 millones de litros, con una pérdida de más de 3 millones respecto del mismo período del año anterior. Por su parte, el buen comportamiento de los cavas y espumosos no ha logrado compensar la fuerte disminución del consumo de vinos de mesa.

Por lugares de consumo, este año ha crecido un 5,1% el vino adquirido en los establecimientos de alimentación, hasta los 189 millones de litros. De éstos, casi dos terceras partes corresponden a vino de mesa -con un descenso del 1,5%-, y un 20% pertenece a los vinos con D.O., que obtienen un ligero crecimiento.

En el canal de hostelería, restauración e instituciones es donde la gran disminución del consumo de los vinos de mesa (-14%) no logra compensarse por una mejor evolución de los de mayor valor añadido, a pesar de que hayan crecido casi un 22%, hasta suponer más de un tercio del total del consumo de vino en este canal. Ante estos datos, la FEV se plantea la necesidad de aumentar las exportaciones a otros mercados, como fórmula para absorber las producciones cada vez mayores de los viñedos.