AMDPress.- Según los datos facilitados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), actualizados hasta febrero de 2005 y elaborados por la Federación Española del Vino (FEV), durante los dos primeros meses del año se han consumido en los hogares españoles un total de 69,38 millones de litros, un 2,3% más que en el mismo período del año anterior). La cifra en valor ha llegado a los 120,95 millones de euros, lo que ha supuesto un aumento del 4,9%. Así, el precio medio crece un 2,5%, fijándose en 1,75 euros por litro.

Por productos, y en términos de volumen, destaca el aumento del consumo de vino con denominación de origen, que crece en un 12,3% y llega a alcanzar los 16,21 millones de litros consumidos. Por su parte, también han experimentado un buen comportamiento los espumosos y cavas, que han aumentado sus ventas en un 10%. Peor suerte han tenido los vinos de mesa que, aunque suponen el 68% del total consumido en hogares, caen un -1,3%.

En valor, la evolución es parecida y así, el vino con D.O. ha crecido un 12,5%, hasta 52,7 millones de euros. El vino espumoso, por su parte, ha crecido un 11%, mientras que el vino de mesa presenta una caída del 3,4% hasta los 46 millones de euros.