AMDPress.- Según datos del Panel de Alimentación suministrados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y elaborados por la Federación Española del Vino (FEV), el consumo de los distintos tipos de vino en España durante 2003 descendió un 3,5% respecto a 2002.

El consumo cayó tanto en los hogares españoles (-4%) como fuera de ellos (-3,2%). En cifras absolutas, el MAPA estima que se consumieron 1.156,82 millones de litros en 2003, de los cuales 502,78 millones se localizaron en los hogares españoles y 654,04 en bares, cafeterías, hoteles e instituciones.

En ambos canales, la mayor parte del consumo sigue correspondiendo al vino de mesa (66% del total de vino consumido en España), cuya caída durante 2003 fue del 3,8%. Le sigue en importancia el vino con denominación de origen (un 26% del total), con 305,13 millones de litros vendidos y caída del 5% respecto a 2002. Concretamente, esta variedad registra un menor consumo en hostelería (-8,2%) y, sin embargo, buen crecimiento en hogares (3,7%) que, sumado a un incremento de sus precios medios (4,5%) genera una fuerte subida del total de ingresos por ventas de vino con D.O. en alimentación ( 8,5%).

Por su parte, los espumosos y cavas supusieron un 4% del total, y experimentaron un crecimiento del 3,7%, mientras que la categoría de “otros vinos” creció un 6,5%.