AMDPress.- Según datos del panel de consumo alimentario del MAPA elaborados por la Federación Española del Vino (FEV) y actualizados hasta noviembre de 2005 para el canal alimentación, durante los once primeros meses del pasado año se han consumido en los hogares españoles 407,35 millones de litros de vino (un 1,9% menos que durante el mismo período de 2004), por un valor de 689,64 millones de euros (un 2,5% más). El precio medio ha aumentado un 4,5% en este período, fijándose en 1,69 euros por litro.

Por categorías, y en volumen, destaca el aumento del consumo de vino con denominación de origen ( 9%), que alcanza durante los once primeros meses de 2005 los 93,52 millones de litros consumidos (el 23% del total). Buen comportamiento registran también los espumosos y cavas que, con un crecimiento del 2,9%, llegan a alcanzar los 13,98 millones de litros. El vino de mesa, que supone el 68% del total consumido en hogares, cae un 5,1%, hasta 279 millones de litros, mientras que el apartado de “otros vinos” desciende también un 5,1%, hasta los 21 millones de litros.

Por otro lado, en términos de valor se produce una evolución similar, ya que el vino con D.O. crece un 9,7%, de forma que los hogares españoles han gastado en esta categoría 297 millones de euros, que suponen el 43% del total invertido. Por su parte, el vino espumoso aumenta un 1,5%, hasta los 61 millones de euros. Sin embargo, el vino de mesa cae un 3,5% (272 millones) y “otros vinos” un 0,9% (59 millones). En este caso, la diferencia de las cifras en volumen, las pérdidas registradas por el vino de mesa se ven compensadas por el aumento de los vinos con D.O. y de los espumosos y cavas, lo que hace que se registre un aumento global del 2,5%.