ARAL Digital.- El consumo de vino en los hogares ha descendido ligerantemente, un -0,1% en volumen, hasta los 137,2 millones de litros, y un -1% en valor, alcanzando los 205,8 millones de euros facturados, durante el primer cuatrimestre de 2012, según los datos del panel de consumo alimentario del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) para el canal de alimentación, analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv). El precio medio cayó un -0,8% hasta los 2,23 euros por litro, sólo 2 céntimos menor que en el mismo período del año anterior. Por productos, los vinos tranquilos sin DOP, principal producto consumido en volumen con el 55% del total, cayeron un -0,6% y un -1,1% en valor, mientras que el precio medio se mantuvo en los 1,10 euros por litro. Por su parte, los vinos tranquilos con denominación de origen crecieron tanto en valor ( 0,2%) como en volumen ( 0,6%), y su precio medio se situó en 3,44 euros por litro, sólo un céntimo más bajo. Estos vinos siguen como principal vino en valor, ya que los españoles gastamos 155,6 millones de euros en su compra en alimentación o, lo que es lo mismo, el 51% de la facturación total.

Por otra parte, el consumo de Cava protagonizó el descenso en euros al caer casi un -12% hasta los 27,4 millones, pese a una bajada del precio medio del -8,7% hasta los 4,35 euros. Por tanto, presenta la caída más acusada en volumen (-3,4%), aunque más moderada que en valor. Desde este Observatorio se observa que, de nuevo, 2012 está siendo un buen año para el consumo de tintos de verano y sangrías, ya que crecieron en este primer cuatrimestre un 4,6% en litros y un 8,8% en euros. Con respecto a otras bebidas, se frena en este cuatrimestre el consumo de cerveza. Aunque su ritmo de crecimiento es aún mayor que el del vino (1,8% frente al -0,1%), es sensiblemente inferior al que venía registrando en meses anteriores y, en particular al 3,1% con que cerró el año 2011. Además, si observamos los datos interanuales a abril (últimos doce meses que abarcan, en este caso, desde mayo de 2011 a abril de 2012), se puede ver que el vino crece en valor ( 0,3%) por primera vez desde noviembre de 2010, situación que indica de forma clara la recuperación que este producto viene siguiendo desde agosto del pasado año.