ARAL Digital.- Los datos del panel de consumo alimentario para el canal alimentación, publicados por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) y analizados por el Observatorio Español del Mercado del vino (OeMv), muestran como el mes de noviembre de 2011 comparado con el mismo mes del ejercicio precedente, el consumo de vino obtuvo un crecimiento del 4% en valor, dato positivo por cuarto mes consecutivo. En volumen, también se registró un crecimiento del 2,5%. No obstante, los datos también muestran una caída, durante los once primeros meses del año, del 2,3% en volumen, hasta los 368,4 millones de litros, y del 1% en valor, hasta los 838,4 millones de euros. El precio medio creció un 1,4%, situándose en los 2,28 euros por litro.

Durante los once primeros meses del año, las pérdidas están lideradas por los vinos tranquilos, tanto con denominación de origen protegida (DOP) como sin ella. Los primeros cayeron hasta los 120,5 millones de litros por valor de 422,2 millones de euros, lo cual significa un descenso del -1,5% en volumen y del -1,9% en valor, aunque los datos del mes de noviembre son positivos ( 4,9% en volumen y 4,2% en valor). Los vinos tranquilos sin DOP decrecieron hasta los 202,6 millones de litros (-3,5%) por los que se facturaron 223,5 millones de euros (-3,7%). En el lado positivo, aumentó el consumo de vinos espumosos y cavas, un 8,7% en volumen hasta los 18 millones de litros, y un 11,1% en valor hasta los 87 millones de euros.

En términos interanuales, entre diciembre de 2010 y noviembre de 2011, el consumo en hogares ha caído un -5,3% en valor, hasta los 1.052,1 millones de euros, y un -4,5% en volumen, hasta los 425,9 millones de litros, con bajadas generalizadas en todos los productos. Finalmente, sigue destacando el aumento del consumo de la categoría ‘otras bebidas con vino’, donde el MARM incluye las sangrías y tintos de verano, y que aumentan un 17,5% en valor y un 20% en volumen de enero a noviembre de 2011.