El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha patentado un test que permite detectar en reses vivas si han sido alimentadas con piensos animales. El test puede usarse sobre cualquier producto de vacuno (carne, pelos, cuernos...) y, aunque no detecta el prión que desarrolla la EEB, sí revela con gran fiabilidad el tipo de alimentación del ganado bovino, según explicó Antonio Delgado, uno de los investigadores de esta técnica, miembro de la Estación Experimentarl del CSIC en Granada.