En los primeros once meses de 2000 los datos del Panel de Consumo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación revelan un ascenso del gasto en alimentación en los hogares españoles del 7% con respecto al mismo periodo del año anterior. Mientras que la cifra de consumo global creció un 1,5%.