El Consejo de Ministros ha aprobado una partida de 14.000 millones de pesetas que serán destinadas a ayudas para el sector ganadero con el objetivo de paliar las pérdidas ocasionadas por la crisis de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB). Una cantidad que para la Confederación de Cooperativas Agrarias (CCAE) resulta insuficiente, “sobre todo teniendo en cuenta que el presupuesto destinado a la vaca nodriza, de 9.000 millones de pesetas, lo que supone una cantidad de 4.800 pesetas por animal, queda muy por debajo de lo que necesitan los productores para compensar mínimamente la grave situación económica que están atravesando”.