AMDPress.- El Consejo de Gobierno ha aprobado un decreto por el que se determinan los órganos competentes para el ejercicio de las funciones inspectoras y sancionadoras en materia de calidad agroalimentaria, (especialmente en vinos y alcoholes, denominaciones de origen, específicas e indicaciones geográficas de Extremadura); y en la comercialización de productos pesqueros (control en el transporte en ruta, tallas mínimas y etiquetado).

Según la cuantía de las sanciones impuestas, la resolución de los expedientes corresponderá al jefe de servicio de Comercio Interior; al director general de Comercio; al consejero de Economía, Industria y Comercio, o bien el Consejo de Gobierno, salvo en el caso de denominaciones de origen, específicas e indicaciones geográficas, que serán resueltos por el Consejo Regulador correspondiente.