Aral Digital.- Josep Puxeu, secretario general de Agricultura y Alimentación, ha firmado un convenio específico de colaboración con el presidente de la Asociación de Cerveceros de España, José María Rivera, para la elaboración y difusión de información relativa al sector cervecero español, recogida en una publicación conjunta.

Así, el Mapa se compromete a prestar respaldo institucional, apoyar la difusión y conocimiento de los trabajos resultantes y facilitar los datos estadísticos sectoriales.

La Asociación de Cerveceros de España, formada por seis grupos cerveceros asociados que representan la práctica totalidad de la producción de cerveza en España, elaborará un documento que recoja y compile la información de los datos estadísticos recabados entre sus asociados.

Asimismo, recogerá la información relativa a la producción nacional estimada a partir de los datos individuales de producción de las empresas accesibles al público, los datos de comercio exterior publicados por la Agencia Estatal de Administración Tributaria y los datos de consumo de materias primas cedida por sus proveedores u organizaciones representativas. Además, incluirá cualquier otra información estadística o de interés sobre el sector cervecero español que pudiera ser relevante presentar públicamente.

Por otro lado, buscará contrastar la información resultante con la del Mapa, conforme a sus propias fuentes, con objeto de poder depurar los datos y, junto con los datos de interés del INE y de otros organismos públicos, poder determinar, entre otros, el consumo per cápita y otros índices de consumo relativos al sector de la cerveza.

El sector cervecero español tiene un gran peso en el panorama agroalimentario de nuestro país. Es el segundo en importancia, con una facturación similar a la del vino y muy cercana a la del aceite de oliva. Asimismo, genera alrededor de 8.000 empleos directos y 240.000 indirectos en España, lo que revierte en el impulso de nuestra economía, a la que aporta 5.100 millones de euros anuales (0,7% del P.I.B.). También afecta directamente a importantes sectores como la agricultura y la alimentación. A ello se une el fomento de la materia prima nacional, ya que se utiliza para su elaboración la práctica totalidad de la producción de la malta y el lúpulo españoles. Aproximadamente el 92% de la cerveza que se consume en España es de producción nacional.