AMDPress.- El mercado de turrones y dulces navideños mantuvo prácticamente estables sus ventas durante el pasado ejercicio, con 226,8 millones de euros (37.735 millones de pesetas) registrados, lo que supone un ligero descenso del 0,6% con respecto a 1999. Esta cierta estabilidad se logró gracias al mantenimiento de los precios al consumidor, sobre los que no se repercutió el incremento en el coste de la materia prima básica, la almendra.

Las exportaciones aportaron el 11% del total, tras crecer un 15,7% en valor respecto a 1999. Según la patronal del sector, este crecimiento fuera de nuestras fronteras denota “la buena acogida que estos productos típicamente españoles tiene en el exterior”. En cuanto al ejercicio 2001, “aunque todavía es pronto para hacer previsiones, los objetivos del sector se mueven en dos direcciones: el mantenimiento de las ventas en el mercado nacional y el crecimiento de las exportaciones”, concluyen desde la Asociación Española de Fabricantes de Turrones y Mazapanes (Tuma).