Aral Digital.- La entrada masiva de derivados lácteos en España está provocando excedentes de leche en el campo y ello, a su vez, está originando que los precios de la leche estén bajando hasta el 40%.

Esta situación se está produciendo, además, por el ligero incremento de la producción interior, así como por la caída de la demanda, junto al aumento de las importaciones procedentes de Francia en un 15% y del 45% de Portugal, según datos aportados por la Unión de Pequeños Agricultores (UPA).

Ante ello, algunas compañías han llegado a suprimir rutas de recogida y a ofrecer precios para esa leche, de sólo 0,24 euros por litro para su transformación en polvo. El precio medio actual es de entre 0,36/0,37 euros.

Este año, los ganaderos están preocupados ya que temen que las industrias reduzcan aún más los precios, entre uno y dos céntimos de euro. Por ello, desde las organizaciones agrarias se está reclamando la puesta en marcha de un nuevo plan de reestructuración y apoyo a los que quieran abandonar para dar salida a los ganaderos que no quieran seguir en el sector por falta de rentabilidad.