El queso Neu del Cadí ha sido premiado con la medalla de bronce en la última edición de World Cheese Awards, un certamen que premia a los mejores quesos a nivel mundial.

Desde Cadí afirman que se trata de "un reconocimiento a todas y cada una de las personas que hacéis posible la elaboración de productos de alta calidad. Socios-ganaderos, empleados, proveedores, clientes y consumidores, son los que hacéis que de esta cooperativa una gran familia y un gran equipo".

El queso del centenario

Neu del Cadí es un queso de pasta blanda y piel enmohecida, desarrollado en motivo del centenario de la Cooperativa Cadí. Su aspecto recuerda los colores grises de la sierra del Cadí, que protagoniza el paisaje de los valles del Alt Urgell y la Cerdanya, comarcas donde se recoge diariamente la leche que se transforma en este queso. Y, según indican fuentes de la cooperativa, es un queso "con personalidad, blando, cremoso, láctico al principio y que desarrolla aromas más complejos a lo largo de su vida, que recuerdan a la trufa, algunas setas y los pastos húmedos presentes en esta zona del Pirineo".

La corteza es natural, totalmente comestible, y la responsable de la especificidad de la maduración de este queso. "Permanece siempre viva, y si se favorece su actividad con humedad y temperatura se transforma aún más la pasta", explican.