El sector atunero congelador español, representado por la Asociación Nacional de Armadores de Buques Atuneros Congeladores (Anabac) y la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac), ha decidido dar un nuevo impulso a su Código de Buenas Prácticas e implantar un Esquema de Verificación que contribuirá a cumplir el código de forma precisa y seguir trabajando así en lograr una pesca del atún sostenible y responsable.

El sector ha confiado en AZTI, centro tecnológico experto en innovación marina y alimentaria, el diseño de un esquema de pesca atunera responsable, una herramienta innovadora que minimizará los posibles impactos no deseados de esta actividad pesquera. Directivos de Anabac y Opagac, responsables de flota y patrones pertenecientes a todas las empresas atuneras españolas se han reunido con investigadores de AZTI en la sede del centro tecnológico en Sukarrieta (Bizkaia). Durante la reunión se trabajó en adecuar a las necesidades de los profesionales del sector el esquema de verificación que está siendo desarrollado por AZTI en estrecha colaboración con representantes de la flota.

Este esquema de verificación incluirá, entre otras medidas, el cumplimiento y aplicación de maniobras específicas de pesca que minimicen su impacto negativo, el uso de Dispositivos de Concentración de Peces (DCP) no enmallantes y conformes a un diseño específico, así como la liberación de especies no objetivo.

La verificación de estas buenas prácticas se realizará mediante observadores científicos o electrónicos en el 100% de la flota atunera congeladora. La puesta en marcha de este riguroso plan de verificación sitúa de nuevo a la flota de Anabac/Opagac al frente del progreso en la objetivo de minimizar los impactos adversos de la pesca atunera congeladora.