AMDPress.- La Ciudad Autónoma de Melilla, a través de la empresa pública para la promoción económica de dicha zona, denominada Promesa, está desarrollando el programa “Proyecto Melilla” de ayudas y subvenciones que, unido al régimen arancelario existente, tiene por objeto favorecer la inversión en la ciudad. Concretamente, la alimentación es uno de los sectores más apoyados por este programa, en el que destaca el Plan de Negocio para la implantación de empresas de carne enlatada.

Al régimen fiscal y al programa de ayudas a las empresas se suma una doble ventaja; por un lado, la Garantía de Calidad Europea que recibe Melilla por pertenecer a la UE y por otro, el hecho de que el sacrificio del animal se lleve a cabo siguiendo la tradición musulmana, algo que les permitirá llegar al mercado árabe. La cercanía de Melilla a los países musulmanes, así como la alta tasa de población inmigrante marroquí en España y la escasez de fábricas con estas características, hacen que esta ciudad tenga ventajas específicas para la implantación de este tipo de empresas cárnicas.

La inversión empresarial en Melilla creció un 13% durante el ejercicio 2005,, año en el que Promesa concedió más de 1,6 millones de euros en subvenciones. Las empresas beneficiarias de las ayudas invirtieron más de nueve millones de euros en Melilla, casi un millón más que en 2004. “Proyecto Melilla” gestiona fondos locales, nacionales y comunitarios, que junto a la actividad del sector privado, refuerzan la actividad empresarial y la generación de empleos en dicha Ciudad Autónoma.