El valor del mercado de panificación y pastelería industriales ha mostrado en los últimos años una tendencia de moderado crecimiento, según DBK, filial de Informa D&B (Grupo Cesce). Así, las ventas en España crecieron un 1,2% en 2011 y un 1,6% en 2012, hasta situarse en el último año en 3.430 millones de euros. Por segmentos, las masas congeladas concentraron el 30,5% del mercado total en 2012, situándose a continuación los productos de pastelería y bollería, con una cuota del 24,8%, seguidos de los productos de panificación (22,7%) y las galletas (22%).

Frente al estancamiento del segmento de panificación, las ventas en valor de masas congeladas crecieron un 4,5%, en un contexto de creciente sustitución del pan fresco tradicional por este tipo de productos. Por su parte, la repercusión en los precios de venta de parte del aumento experimentado por los costes de las materias primas posibilitó un crecimiento del 4,1% en el valor del mercado de galletas, mientras que el de pastelería y bollería retrocedió un 2,6%. La prolongación del deterioro del gasto de las familias impedirá a corto y medio plazo una moderación de la rivalidad en precio.

De este modo, se espera que el crecimiento del valor del mercado no supere el 1% en 2013, estimándose un aumento de entre el 2% y el 3% en 2014. Por otro lado, se prevé una aceleración del ritmo de crecimiento de las exportaciones, tras el aumento del 11% registrado en 2012. Actualmente se identifican alrededor de 200 empresas con una actividad significativa en el sector de panificación y pastelería industriales, considerando como tales aquellas con una facturación anual igual o superior a un millón de euros.

La tendencia de concentración de la oferta en el sector se ha acentuado, de modo que en 2012 los cinco primeros operadores reunían de forma conjunta el 50% del mercado total. El grado de concentración es especialmente alto en los segmentos de pastelería y bollería, y galletas.