La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) ha solicitado al Ministerio de Agricultura una reunión urgente para analizar la situación de crisis que atraviesa el sector vitivinícola español y buscar soluciones.

Según esta organización, “el hundimiento de los precios y la existencia de gran cantidad de vino almacenado ha sumido al sector en una situación que no parece tener salida”. Y es que a los stocks existentes hay añadir un descenso en las ventas que, sumado a este cúmulo de circunstancias, ha provocado que se haya tenido que destilar gran cantidad de alcohol de uso de boca, no siendo suficiente dicha destilación para absorber excedentes del mercado. De ahí que haya tenido que solicitarse una destilación de crisis.

Ante esta situación, que va a peor debido al incremento de los costes que está suponiendo para los productores, el sector propone la actualización del catastro vitivinícola, de forma que se conozca la producción real de cada campaña y que se aplique estrictamente la normativa vigente sobre la regularización de viñedos. Asimismo, se demanda que la producción procedente de viñedos ilegales se destine obligatoriamente a la destilación de crisis y que se penalice a estos productores.