AMDPress.- La Comisión del Codex Alimentarius aprobó el pasado miércoles, 2 de julio, la norma sobre leches fermentadas, en la que se obliga a los fabricantes de yogures pasteurizados para ampliar su caducidad a denominarlos “leches fermentadas tratadas térmicamente” en su etiquetado, siempre que los países de venta carezcan de legislación al respecto.

Las resoluciones de la Comisión del Codex Alimentarius no son vinculantes, pero sí aceptadas internacionalmente. El texto exacto de la aprobada el miércoles es “si la denominación 'leche fermentada tratada térmicamente' fuera confusa para el consumidor, el producto se denominaría de la forma permitida en el país de venta. En los países en los que no existe legislación al respecto, u otros nombres de uso común, el producto se denominará leche fermentada tratada térmicamente”. Por lo tanto, esta decisión no afectaría a países con normativa específica en este sentido como España (donde rige la Norma de Calidad para el yogur, refrendada por el Real Decreto 179/2003), Estados Unidos, Reino Unido, Holanda, Alemania, Canadá y Australia.

Como ya se informó (Ver ARAL Digital número 763), el Grupo Leche Pascual entiende que esta normativa de la Comisión del Codex Alimentarius es “una barrera para comercializar internacionalmente el yogur pasteurizado y para el desarrollo de industrias locales de yogur en países emergentes”. Además, la compañía burgalesa considera que la resolución pone en cuestión la neutralidad de la Comisión del Codex Alimentarius por el beneficio que el nuevo estándar suponen para multinacionales como Danone y Yoplait. En este sentido, Leche Pascual apunta que la asociación de consumidores Consumers International cuestionó la futura independencia del Codex Alimentarius por la intención de la industria de financiar su labor de desarrollo de estándares alimenticios.

Por su parte, los principales fabricantes de yogur en el territorio nacional ya han mostrado su deseo de que el Gobierno modifique la legislación actual y prohíba la denominación de yogur a los productos pasteurizados para alargar su duración sin necesidad de frío.