Ontinyent, marca de embutidos presente en los principales lineales de supermercados a nivel nacional, anuncia la ampliación de sus instalaciones para duplicar su producción de aquí a finales de 2021.

Las nuevas instalaciones darán paso al inicio de una estrategia de implantación nacional, en la que la empresa ya trabaja, apoyándose en los excelentes resultados del ejercicio 2020, en el que se experimentó un crecimiento de las ventas a pesar de la incidencia de la Covid-19.

Esta ampliación se centra en la incorporación de maquinaria y la ampliación de salas de oreo y secado del producto en un camino por seguir aplicando las normas de calidad y seguridad más exigentes mientras se apuesta por los productos estrella de la marca.

La Botifarrera, como se conoce de forma local a la Fábrica de Embutidos de Ontiyent, lleva funcionando en la Comunidad Valenciana desde 1934, produciendo uno de los chorizos oreados y, recientemente, una longaniza fresca y roja que son un gran éxito gracias al uso de materias primas de máxima calidad.

Gabriel Alonso: Embutidos de Onteniente tiene también una línea de i+D+i a través de la cual desarrolla nuevos productos”

Esto ha hecho que su crecimiento no haya parado, ni siquiera durante los peores meses de pandemia, llegando incluso a interesantes acuerdos comerciales firmados en los últimos años que han llevado sus productos no solo a la zona levantina, donde su presencia está más que extendida, sino a nivel nacional a través de grandes grupos de retail.

“Embutidos de Onteniente tiene también una línea de i+D+i a través de la cual desarrolla nuevos productos. Actualmente están en pleno desarrollo de dos nuevas líneas de morcilla y de sobrasada que pronto verán la luz y que aparecerán en lineales de grandes superficies” explica Gabriel Alonso, gerente de la empresa y principal precursor de los acuerdos comerciales que la marca ha alcanzado en los dos últimos años.