AMDPress.- Ante la aparición de un caso de "vaca loca" en Estados Unidos, la Cámara de Comercio ha enviado un comunicado en el que asegura que durante 2002 y los primeros 9 meses de 2003, España no ha comprado ni vendido ningún tipo de carne de bovino fresca o congelada ni animales vivos a los Estados Unidos, según los datos de la Base de Datos de Comercio Exterior de las Cámaras de Comercio y de Aduanas. El comercio exterior de estos productos está muy concentrado y se realiza principalmente con los socios de la UE y unos pocos terceros países, entre los que destacan por el volumen Rusia, Uruguay y Brasil.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad y Consumo ha manifestado que a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria está en contacto permanente con la Comisión Europea a fin de, en caso necesario, adoptar las medidas adicionales que sean precisas y activar la red de alerta alimentaria.

Las principales exportaciones españolas de carne de bovino congelada durante los nueve primeros meses de 2003 se dirigieron a Rusia, con 13.359 toneladas, seguida de Italia con 8.216 toneladas y Portugal, con 3,8. El total de estas exportaciones se elevó a 37.656 toneladas.

En cuanto a las importaciones españolas de estos productos en los 9 primeros meses de 2003, han ascendido a 23.158 toneladas, de las cuales destacan las 8.590 toneladas que llegaron desde Brasil y las 5.072 desde Francia.

Con respecto a la carne fresca o refrigerada de bovino, España ha importado en el mismo período de 2003 un total de 39.025 toneladas, principalmente de Dinamarca (8.751 toneladas), Países Bajos (7.666 toneladas) y Alemania (6.605 toneladas).

Igualmente, las empresas españolas han exportado 80.823 toneladas de carne de bovino fresca o refrigerada en los tres primeros trimestres del año que está a punto de finalizar. Los principales destinos de esta carne han sido Portugal, con más de 27.000 toneladas, Francia (19.000 toneladas) y Rusia (13.000).

En cuanto a animales vivos, España ha exportado entre enero y septiembre 20.137 toneladas de animales de la especie bovina, principalmente a Italia, Francia y Portugal. Por otro lado, se han comprado vacas y toros vivos a otros países con un peso total de 62.309 toneladas, procedentes en gran parte de Francia (38.000 toneladas), Irlanda (9.200 toneladas) y Alemania (6.893).