La Comisión de Comercio Internacional de EE.UU. (FTC) ha dado su visto bueno a la compra de Quaker Oats Co. por parte de Pepsico Inc., operación valorada en 15.862,5 millones de euros (13.800 millones de dólares).

La aprobación por parte de las autoridades de la competencia del acuerdo alcanzado por ambas compañías en diciembre de 2000 se ha retrasado hasta este mes de agosto principalmente por el importante peso que pasaría a ostentar Pepsi en el mercado de bebidas deportivas, a pesar de que la empresa estaba dispuesta a vender su marca All-Sport a Monarch Co., para quedarse con Gatorade de Quaker Oats, que en la actualidad controla el 78% del mercado. All-Sport sólo dispone del 4,4% de participación en el sector de bebidas deportivas.