AMDPress.- La compañía cárnica Esteban Espuña inauguró ayer lunes oficialmente su nueva planta de elaborados loncheados situada en Utrillas (Teruel), que ha supuesto una inversión de 7,5 millones de euros.

Las nuevas instalaciones, que se pusieron en marcha en mayo de 2005, cuentan con una superficie total edificada de 3.600 m2 y disponen de tres líneas de loncheado, que proporcionan una capacidad productiva de 20 millones de sobres de loncheado al año (cuatro millones de kg.). En un futuro, está previsto crear dos líneas más, alcanzando los 33,3 millones de sobres de loncheado al año (6,6 millones de kg.).

Espuña facturó 79,2 millones de euros en 2005, lo que supone un incremento del 5,5% respecto a 2004, y prácticamente duplicar las ventas en los últimos diez años. En cuanto a la producción, ésta ha tenido un crecimiento más moderado, alcanzando en 2005 las 10.197 toneladas. Según la compañía, el aumento de la facturación se explica por la tendencia al alza en las ventas de productos en lonchas, cuyo valor añadido y precio es mayor al de las piezas tradicionales. De hecho, en 2005, el 63% de la facturación de Espuña correspondió a productos loncheados envasados al vacío.

Además de la inaugurada en Utrillas, Espuña dispone de una planta de multiproducto y otra de jamón curado en Olot (Girona), y una más en Argentina, donde se elabora jamón curado en pieza y en loncheados. Esteban Espuña está presente en el mercado nacional a través de diez delegaciones comerciales y tres plataformas de distribución. Su principal mercado es Cataluña, donde la compañía vende el 34% de su producción nacional. Asimismo, exportó 961 toneladas en 2005, por valor de 8,95 millones de euros, lo que supone un 11% de la facturación total.