Europastry ha lanzado en su nueva campaña de enero dos nuevas piezas de bollería para su gama Sophie, Snecken Sophie y el Pain Choc Sophie. La familia de bollería de mantequilla, que sigue el proceso double pointage, con una elaboración muy lenta y un control exhaustivo de temperaturas.

Según el director de I+D de dollería de Europastry, Alberto Alonso, “Sophie es una gama que nace para aportar un valor diferencial al mundo de la bollería. Años de investigación, esfuerzo y trabajo han sido necesarios para desarrollar esta fórmula única. Un proceso único, sumado a los ingredientes de máxima calidad, aportan una gama de bollería completamente exclusiva”.

La primera referencia es el Snecken Sophie, una espiral de masa danesa que envuelve un abundante relleno de crema avainillada y pasas sultanas. La segunda es el Pain Choc Sophie, una pieza de forma cilíndrica que intercala dos barritas de chocolate puro en su masa.

Ambas piezas están elaboradas a base de mantequilla, con un 25 % sobre el total de la masa, y siguen el proceso double pointage con una duración total de más de seis horas.