AMDPress.- La Federación Española de Asociaciones del Dulce (FEAD) a emitido un comunicado en el pide la aplicación de la reforma del mercado en julio de 2005, “sin más dilación, de una forma gradual y no brusca, encontrando un equilibrio que también tenga en cuenta los intereses del sector agrícola español de la remolacha, importante proveedor de nuestras empresas”, después de “40 años de inmovilismo” en el sector”.

La Federación sale al paso así de la reciente decisión de Bruselas de posponer la reforma, en una medida que considera motivada por “razones políticas”, y se reafirma en el apoyo de la comunicación de la Comisión Europea del 14 de julio. En esta comunicación se señalaba falta de competitividad del sector, distorsión de los mercados, elevado precio del azúcar comunitario (más de tres veces el precio internacional) y las negativas consecuencias que el actual régimen del azúcar tiene para la economía de países en vías de desarrollo productores de esta materia prima.

Para FEAD, esta Comunicación es un buen inicio para “normalizar” finalmente este régimen, situándolo en el marco de la nueva Política Agraria Común (PAC) y en sintonía con la posición de la OMC, que considera que la exportación (fuera de la Unión Europea) de azúcar comunitario subvencionado es contraria a las normas comerciales internacionales acordadas.