AMDPRess.- Federico Paternina, firma vitivinícola presente en las Denominaciones de Origen de La Rioja, Ribera del Duero y Jerez, registró el pasado año unas pérdidas de 8,32 millones de euros, cifra muy similar a los 8,34 millones de euros negativos de 2001.

Estos datos contrastan con el aumento de las ventas, que han pasado de 29,96 a 37,39 millones de euros ( 24,8%). Sin embargo, según la compañía, la cifra de negocio ha de “relativizarse porque no se debe a incrementos de embotellados sino de graneles de los que ha sido conveniente desprenderse por excesivos”.

Para la firma, las causas de las pérdidas han sido las mismas de 2001, cuando la acumulación de stocks adquiridos a alto precio y el fuerte cambio cíclico del precio de las materias primas conllevó una reducción del margen contable de las ventas. Asimismo, estos factores redundaron hace dos años en un endeudamiento a corto plazo, convertido en largo plazo mediante un crédito sindicado.

La mayor parte de la comercialización de 2002 ha correspondido a cosechas de 1998 y 1999, de alto precio. La firma espera que a medida que se reduzcan estos stocks y salgan al mercado productos procedentes de las siguientes campañas el margen contable mejore, con lo que prevé volver a los resultados positivos en 2004.

Además, Federico Paternina ha destacado el incremento de los gastos publicitarios y de personal, debidos a la ampliación y refuerzo del departamento comercial. En este sentido, la firma ha realizado una campaña de diseño y presentación de su nueva imagen corporativa y de etiquetas por un importe de 1,4 millones de euros, que al ser distribuido en tres ejercicios ha supuesto la carga correspondiente a noviembre (fecha de inicio de la campaña) y diciembre, mientras que 2003 y 2004 acogerán los gastos correspondientes a 12 meses cada uno.