Aral Digital.- La Federación Nacional de Industrias Lácteas (FeNIL) ha presentado el “Plan de Nutrición, Salud y Comunicación de Productos Lácteos 2007-2010”, cuya campaña, que cuenta con financiación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y de la Unión Europea, supone un montante, en dos años, de dos millones de euros.

Nicolás López, presidente de FeNIL, explicó el valor de los lácteos: “Forman parte de la cultura y nutrición del Arco Mediterráneo. Además, este sector da trabajo a más de 22.000 profesionales y ayuda a mantener al resto de la población a través de un trabajo inducido. Se trata de uno de los sectores más importantes para potenciar, algo que se pone en marcha a través del desarrollo y diseño de una campaña”.

Almudena Rodríguez, directora general de Industria Agroalimentaria y Alimentación del Mapa, destacó que “este plan es muy importante ya que trata de informar sobre todos aquellos aspectos relacionados con la nutrición y la salud de los productos lácteos. En 2006, se aprobó un Reglamento sobre Alegaciones Nutricionales sobre salud que trata de armonizar este sector, asegurar las prácticas y proteger al consumidor. La información que le llegue a éste último debe ser veraz, clara y comprensible. Dicho Reglamento intentó mejorar una situación y en el lácteo lo hizo, sobre todo, en alimentos funcionales”.

La facturación del mercado del lácteo alcanza casi los 9 millones de euros y representa el 10,9% de la industria agroalimentaria, cuya facturación total alcanza los 78.000 millones de euros. Las empresas de leche líquida, yogures y postres lácteos invierten un 1% de su facturación en I D i. Por su parte, Luis Calabozo, director general de FeNIL, recordó que “este plan es una estrategia de apoyo al sector y contará siempre con especialistas”.

Entre los principales objetivos de la campaña, Calabozo apuntó “fomentar el consumo de leche y productos lácteos en general por sus cualidades saludables y nutricionales; reforzar la creencia establecida entre el público de que los lácteos son buenos, y comunicar la diversidad de lácteos existentes en el mercado que se adaptan al consumo de cada cliente”.

Por su parte, la estrategia de comunicación estará orientada a restablecer la confianza en las cualidades saludables y nutricionales entre los prescriptores, a realizar acciones dirigidas al público general para reforzar la idea de que los lácteos son buenos, y construir una base sólida en la mente de los distintos públicos bajo la plataforma de comunicación “Hay un lácteo para tí”.

La aportación de Angel Fálder, de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, destacó que “la gestión del programa tiene unos objetivos muy claros y viene acompañada de unas acciones muy detalladas, de vectores identificados, de un calendario preciso y de un capital justo”.