Ferrero cumple 30 años y tiene preparadas sorpresas de cara a Navidad con nuevos productos, estilos y formatos. La empresa hace cambios en sus gamas más conocidas, especialidades para regalar e, incluso, se atreve con nuevos productos. 

Ferrero presenta los cubos de regalo en formato grande para Rocher, Mon Chéri y Raffaello. La innovación reside en el tamaño de estos productos para compartir. Además, la línea Prestige renueva su gama para ejercer como regalo informal en las tiendas. El nuevo bombón Küsschen clásico y white , se une a las clásicas de la marca, para ampliar su catálogo. Para la línea pequeño detalle, propone el mismo modelo de regalo informal en ambas versiones, pero un tamaño más pequeño. 

Por último, Ferrero presenta esta Navidad su primer surtido de chocolate negro con 3 especialidades: Mon Chéri, Küsschen Dark y Rondnoir. Un formato para regalar y compartir dirigido a los amantes del chocolate negro.

Siguiendo con su apuesta por la innovación, Ferrero presenta también este año un calendario de adviento para adultos. Y como broche para una larga lista de novedades, quiere ofrecer a sus consumidores el nuevo Mon Chéri Cherry Club - Sweet Cherry, con un sabor más dulce, afrutado y  nueva imagen.