Fini Golosinas refuerza su apuesta por los establecimientos propios a través de un actualizado plan de aperturas, basado en un modelo de flagship stores ya implantado en otras ciudades como Murcia, Alicante y Cartagena. La cuarta tienda de la marca en España ha abierto sus puertas en pleno casco histórico de Pamplona, lo que supone un nuevo paso adelante de la compañía en la expansión de sus espacios premium por todo el país.

Esta nueva FiniTienda, que cuenta con una superficie de más de 120 m2 y un cuidado diseño inspirado en una fábrica de caramelos, abre sus puertas en la céntrica calle Mercaderes. Además, el establecimiento incorporará novedades también en su mobiliario, compuesto de elementos como dispensadores de producto accionados con manivelas y engranajes, que permiten seleccionar diferentes tipos de golosinas a través de un mecanismo.

"Cada tienda Fini ofrece una experiencia casi mágica, algo muy diferente a lo que la mayoría de las tiendas de golosinas nos tienen acostumbrados", explica Antonio Andrés Sánchez Bernal, presidente de Fini Golosinas, y añade: "la apuesta por el desarrollo de estos establecimientos nos permite plasmar un concepto de candy shop".

Con esta apertura, Fini Golosinas consolida su presencia con puntos de venta propios en España, optando por un modelo distinto al de la red de franquicias, inicialmente previsto para nuestro territorio. Este sistema, en cambio, seguirá vigente en Latinoamérica, donde la marca cuenta con una fuerte implantación y más de 140 establecimientos repartidos en países como Brasil, Chile, Perú y Uruguay.