La empresa de ensaladas frescas envasadas Florette, afincada en Navarra, aumenta su red de cultivos en la comunidad foral, tras finalizar la última fase de ampliación de 200.000 nuevos metros cuadrados de cultivos protegidos equipados con la última tecnología que albergan el centro de innovación en nuevas materias primas de Florette, ya en funcionamiento.

Con una inversión de 3,2 millones de euros, los nuevos cultivos, situados en Cadreita, suponen un aumento de la capacidad de producción de casi 900 toneladas anuales. Dedicados íntegramente a la producción e investigación de primeros brotes, entre algunas variedades ya clásicas como canónigo o rúcula, los expertos en vegetales de Florette recuperan y prueban nuevos cultivos y materias primas y los desarrollan en Navarra, respetando las características propias de cada vegetal y su ritmo de crecimiento natural.

La ampliación ha supuesto una inversión de 3,2 millones de euros para la compañía

Desarrollo de nuevas variedades

Es el caso de la acedera, una variedad autóctona no siempre tenida en cuenta y cuyo característico sabor cítrico ofrece muchas posibilidades en las ensaladas. Florette ha conseguido recuperar su cultivo y la comercializa ya en algunas de sus mezclas de ensaladas. O el canónigo rojo, una variedad muy tierna y sabrosa, como el canónigo verde, y comercializada en exclusiva por Florette. "El desarrollo de nuevas variedades es muy complejo y hace que el tiempo medio de desarrollo pueda suponer hasta 8 años de trabajo", explican desde la firma.

Las hectáreas ampliadas están equipadas con nuevas tecnologías que permiten hacer el seguimiento del cultivo de los brotes permitiendo, por una parte, la posibilidad de manejar el invernadero de forma automática (ventilación y pantallas de sombreo) gracias a los sistemas de control de clima y, por otra, ayudan a la optimización del consumo de agua ya que gracias a los sensores de humedad en suelo utilizamos la cantidad de agua de riego mínima que necesita el cultivo en cada momento. "Además se ha instalado una red de colectores que recogen el agua de lluvia del techo de los invernaderos para reutilizarla para agua de riego, cubriendo un 50% de las necesidades de agua del cultivo a lo largo del año", comenta Javier Les, director técnico de Florette Agrícola.

La ampliación de cultivos en Navarra es uno de los más importantes de los 40 nuevos proyectos de innovación en marcha durante este año, para los que Florette cuenta con un equipo transversal de 25 profesionales.

Por su parte, Fermín Aldaz, director comercial y de Marketing de Florette Ibérica, explica que "Navarra es nuestro origen y aunque tenemos actividad en varias zonas de la península y Canarias, ésta sigue siendo el área de mayor capacidad productiva de Florette". Con 800 hectáreas de cultivo y dos centros de producción situados en las localidades de Milagro y Arguedas, Florette emplea en la región a más de 700 trabajadores. Desde Navarra salen diariamente 300.000 bolsas de ensaladas de Florette para sus muchos puntos de venta y establecimientos de restauración de toda la península.