Con 40 nuevos proyectos de innovación ya iniciados o a punto de iniciarse, Florette continúa apostando por la innovación como factor clave de crecimiento para los próximos 12 meses. Tal y como indica Fermín Aldaz, director Comercial y de Marketing de Florette Ibérica, "la innovación forma parte de nuestro ADN y es un elemento clave en todo el proceso, desde los campos de cultivo hasta la comercialización".

La empresa, que cerró 2017 con una facturación de 181 millones de euros, tiene previsto para este año un presupuesto de 10 millones en nuevas inversiones, un 70% de ellas con un fuerte componente de innovación. Se trata de nuevos proyectos referidos a la producción agrícola, con nuevos sistemas de cultivo, nuevas variedades y nuevos productos, así como de nuevos procesos de elaboración y de envasado.

La marca lanzará este año un nuevo segmento dentro de la categoría de IV Gama (vegetales envasados listos para consumir)

Entre los planes más inminentes se encuentra la puesta en marcha de 200.000 nuevos metros cuadrados de cultivos protegidos en Navarra, equipados con la última tecnología como son los sistemas de control de clima (temperatura, viento, lluvia) o sistemas de control de parámetros de cultivo como sensores de humedad en el suelo, además de la maquinaria más moderna en el cultivo y recolección de primeros brotes. Estos cultivos alojarán un centro de innovación en nuevas materias primas que Florette comercializará durante este año de forma pionera, como ya ocurrió con la acedera en 2017 y el primer brote de kale en 2016.

En lo que respecta al desarrollo de nuevos productos, Florette seguirá ampliando su oferta con nuevos conceptos innovadores, con el lanzamiento este mismo año de un nuevo segmento dentro de la categoría de IV Gama que se sumará al de las ensalada en bolsa y primeros brotes, las verduras (tanto para cocinar como para el microondas), los superalimentos o las Ensaladas Completas.

Para estos y otros trabajos de innovación, Florette cuenta con la colaboración de centros de referencia como la Asociación Cluster Food i, que agrupa a varias empresas agroalimentarias del Valle del Ebro, el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA) con sede en Navarra o el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS) ubicado en Murcia, donde Florette desarrolla gran parte de su actividad.

"Florette cuenta con un equipo transversal de más de 25 profesionales de todos los perfiles (agricultores, asesores culinarios, responsables de desarrollo de productos, marketing y operaciones, etc) que trabajan estrechamente con estos centros punteros en varios proyectos de innovación y seguridad alimentaria. Además, realizamos desarrollos específicos en colaboración con la restauración organizada y clientes de distribución moderna así como estudios con consumidores", explica Núria Alias, directora de Marketing y Desarrollo de Nuevos Productos de Florette Ibérica. Estos estudios son mesas redondas y entrevistas con más de 2.000 personas donde se debate sobre productos ya existentes y sus posibles vías de mejora y también sobre los nuevos lanzamientos.

Por su parte, Aldaz añade que "el desarrollo de nuevas materias primas, de nuevos sistemas de cultivo, la inversión en los centros de producción o el diseño de un nuevo pack… todo contribuye para ofrecer nuevos productos que se ajusten a lo que busca el consumidor de hoy", destacando que "nuestro objetivo es llevar al consumidor la frescura de nuestras huertas con productos que faciliten la vida de los consumidores".