AMDPress.- Freixenet ha aumentado un 80% las exportaciones con destino Estados Unidos en el primer trimestre de 2003 respecto al mismo período del año anterior. La firma vitivinícola no ha querido valorar el efecto que sobre esta cifra ha podido tener el boicot a los productos franceses en el país norteamericano.

En cualquier caso, el mercado estadounidense es uno de los principales compradores de cava nacional. En concreto, durante el pasado año, fue el tercer país más exportador con 9,5 millones de botella, con un crecimiento del 11,05% en relación a 2001. Por delante se situaron Alemania, con 55 de los 96,7 millones de botellas totales vendidas y Reino Unido, con 22 millones de botellas. Por otro lado, fuentes de Freixenet han confirmado que las negociaciones para hacerse con la Bodega Masía Chandon están “a punto de culminar”. Ubicada en Sant Cugat de Sesgarrigues y propiedad del grupo Louis Vutton Moët Hennessy, la bodega incluye una planta de elaboración y embotellado de cava y 122 hectáreas de terreno.