AMDPress.- Frito-Lay, filial de snacks y aperitivos de Pepsico, ha lanzado una campaña en Estados Unidos dirigida a destacar que sus productos (entre los que se incluyen las marcas Lay's, Doritos, Fritos o Ruffles) no contienen las denominadas grasas trans, grasas vegetales parcialmente hidrogenadas.

La compañía ya incluyó esta información en el etiquetado de sus productos, adelantándose a la normativa estadounidense, que obligará a esta indicación en 2006. En lo que se refiere al mercado español, la Asociación Nacional de Fabricantes de Patatas Fritas y Productos de Aperitivo ha aclarado que no hay ninguna ley que, como tal, obligue a indicar las grasas trans; si bien hay compañías que, de forma voluntaria, han añadido información referente al tipo de grasa contenidas en sus productos.

Esta apuesta por el concepto de sano y saludable en aperitivos y snacks supone un paso más en la tendencia del sector por adaptarse a las nuevas demandas del consumidor por una alimentación más responsable o, al menos, de menor contenido calórico. Así, la filial de aperitivos de Pepsico en España, Snack Ventures (Matutano), ya presentó a principios de año los Snack-a-Jacks de Quaker Food & Beverages, producto con bajo contenido en grasas. Por su parte, el Grupo Siro ha lanzado recientemente Veg's, gama de aperitivos basados en frutas y hortalizas.