La empresa familiar Frutos Secos Hermanos Hernández está ubicada en las instalaciones de Mercalicante desde el año 2011 y a principios de este año ha realizado una ampliación de su local motivada por sus necesidades empresariales "que nos ha permitido una renovación total de nuestro local que se nos estaba quedando pequeño debido al incremento de nuestras referencias", ha explicado el director de la empresa, Tomás Hernández.

La empresa, que el año pasado facturó 12 millones de euros en total, tiene una previsión de crecimiento para este año del 20%. Perspectiva muy positiva, como también lo son las cifras de facturación en Alicante, que durante 2013 ascendieron a 500.000 euros. La sociedad, que nació en 1978, tiene su sede central en Jabalí Nuevo (Murcia), y también está presente en Mercamurcia y en Mercalicante.

"La ubicación en Alicante se debe a que tenemos muchos clientes en la provincia de Alicante y éstos nos pedían más cercanía y Mercalicante se encuentra en un punto estratégico", añadió Tomás Hernández.

Frutos Secos Hermanos Hernández dedica su trabajo a la transformación de materia prima en productos tostados, siendo sus principales clientes los supermercados de barrio, puestos en mercadillos, y establecimientos de hostelería. En total, cuentan con más de 1.300 clientes, distribuidos por toda España, y a los que se suman exportaciones a Marruecos, Argelia, Inglaterra, Francia y Suecia, para lo que la empresa cuenta con un departamento de Exportación propio.