AMDPress.- Las Comunidades Autónomas de Galicia y Extremadura se han sumado a las medidas de control de pescado inmaduro y el etiquetado, mediante la colaboración suscrita con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través de la Secretaría General de Pesca Marítima, y la Dirección General de la Guardia Civil.

Además del control del transporte de pescado, otra de las actuaciones que las Administraciones han puesto en marcha es el control del comercio del pescado sin la preceptiva etiqueta, ya que ésta supone una información vital para el consumidor y garantiza un mercado más transparente.

Durante el año 2002 se efectuaron cerca de 2.000 actuaciones en toda España, con el decomiso de 220.000 kilos de diferentes especies pesqueras, más las propuestas de sanción correspondientes. Las especies pesqueras más afectadas por este tráfico son: boquerón, merluza, jurel y chirla.