Sobre una superficie de 55.000 m2 y tras una inversión de 64 millones de euros, Galletas Gullón inauguró ayer su planta industrial VIDA. Estas instalaciones son el principio de un proyecto que está previsto que ocupe el doble de espacio, con una ampliación progresiva, según explicaron fuentes de la compañía. En estos momentos la planta cuenta con tres líneas de producción: una para bizcochos, otra para tortitas de maíz y arroz, y una tercera para barritas. La compañía prevé que en el espacio que ocupan las instalaciones inauguradas ayer se puedan alojar ocho líneas más.

La planta VIDA uenta también con un almacén para producto terminado con una capacidad para 19.000 palés. Asimismo, alberga un nuevo laboratorio para I D en el que se crean los nuevos productos que posteriormente se fabrican en la planta.

El acto inaugural contó, además de con la presencia de su presidenta, María Teresa Rodríguez, y  del director general de Gullón, Juan Miguel Martínez Gabaldón, con la asistencia del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. La empresa actúa como motor en la región del norte de Palencia. En torno al 80% de los empleados de Gullón son de Aguilar de Campoo y el resto de localidades cercanas como Cervera, Herrera o Guardo, en Palencia; o Reinosa y Santander, en Cantabria.

Gullón alcanza un récord de ventas

Galletas Gullón cerró 2014 con una facturacion de 286,6 millones de euros, casi 30 millones de euros más que el año anterior, logrando un incremento del 12% y alcanzando un nuevo récord de ventas. De esta manera, la compañía palentina mantiene, de manera ininterrumpida, una tendencia de crecimiento anual de ventas de dos dígitos, desde hace 30 años.

El mercado exterior es el principal responsable de los buenos resultados de Gullón, la exportación ya representa el 35% del total de los ingresos. Por el contrario, el consumo interno cayó en 2014 un 0,6%. En este contexto, el crecimiento de la compañía pasa por la internacionalización, objetivo en el que se ha volcado en la última década. Gullón llega a más de 110 países en todo el mundo. Geográficamente, Europa y Asia-Pacífico son las dos regiones con mayor peso en las ventas en el exterior, especialmente esta última.

Dentro del mercado interior, cabe destacar el crecimiento experimentado por la marca Gullón que ha subido un 8,8% en el último año. En un ejercicio en el que el consumo de marca de distribución se ha estancado (aunque sigue representando el 53%), cobra mayor importancia el incremento de las ventas de la marca propia.

En línea con lo anterior, la marca Gullón continúa liderando el segmento de galleta-salud con una cuota de mercado en España del 30%. En 2014, amplió su gama de productos saludables con Vitalday, una nueva línea compuesta por galletas y tortitas producidas con cereales integrales con alto contenido en fibra. La compañía destina cerca del 2% de la facturación a proyectos de I D i.

Por otro lado, Gullón aumentó su plantilla en 2014 en más de 200 personas, terminando el año con un 20% más de empleados que en 2013. Actualmente trabajan en Gullón más de 1.100 personasy la compañía prevé que en los próximos cinco años esta cifra aumente de forma considerable al tiempo que se incrementen el número de líneas de fabricación en VIDA.

Aunque la compañía no ha facilitado el dato de beneficio del pasado ejercicio, sí ha informado de que ha mejorado respecto al año anterior. También ha confirmado que el Consejo de Administración de la galletera, reunido el pasado 25 de marzo, aprobó no repartir dividendos y reinvertir el beneficio en la empresa.

La política de reinversión de beneficios que defiende la presidenta de Gullón, María Teresa Rodríguez, desde que asumiera la gestión de la empresa en 1983 es una de las señas de identidad de la compañía. De hecho, esta estrategia empresarial ha permitido a Gullón autofinanciar sus inversiones y crecer sin deuda.

Premio Dirigente del Año de la Industria Alimentaria

El próximo día 28 de mayo en Madrid, la presidenta de Gullón, María Teresa Rodríguez, recibirá el premio de Dirigente del Año de la Industria Alimentaria, elegido por el Club de Dirigentes de la Industria y la Distribución y que otorga la revista ARAL.