Pastas Gallo ha lanzado una versión mejorada de su gama de pasta sin gluten, que mantiene una textura y organolepsia muy parecidas a la de sémola de trigo duro, gracias a su composición única a base de 3 cereales: maíz blanco, maíz amarillo y arroz blanco. La nueva fórmula de la pasta sin gluten de Gallo, de la que se han eliminado la quinoa y el arroz integral, no contiene trazas de ningún tipo (lactosa, huevo, frutos secos, etc.).

La nueva receta, así como el hecho de ser la única marca con establecimiento en el propio país, han permitido además una rebaja del precio del producto. La nueva gama sigue cubriendo todas las necesidades de consumo (sopa, tenedor y ensaladas), con las variedades de fideos, plumas, spaghetti, tallarines, tiburones y hélices para ensaladas.

Las gama sin gluten de Gallo es clave para la compañía, ya que se trata de un segmento en crecimiento y con elevado valor social. El Grupo Gallo sigue de esta forma apostando por la innovación y la calidad de sus productos, que le han consolidado como un referente del mercado de pastas alimenticias en nuestro país, 50 años después de introducir en España la producción de pasta de sémola de trigo duro.