Lácteas García Baquero ha renovado el contrato de colaboración con Chep durante cuatro años más, para seguir impulsando su modelo de economía circular y apostar por maximizar la eficiencia de su cadena de suministro de manera integral. Chep se convierte así en su único proveedor de palés.

Compartiendo el mismo modelo de economía circular que Chep, basado en la reutilización de las plataformas, García Baquero tiene como objetivo principal reducir al máximo el consumo de energía y agua, así como reutilizar y reciclar todos los recursos que emplea en su proceso productivo.

Gracias al sistema pooling intrínsecamente sostenible de Chep, solo durante el año 2018, Lácteas García Baquero evitó emitir a la atmósfera 140.370kg de CO2,.También han ahorrado 121.786 decímetros cúbicos de madera, equivalente a 118 árboles, y 11.464kg de residuos. Precisamente por la consecución de estos resultados, Chep le ha hecho entrega recientemente del Certificado de Sostenibilidad, que obtienen aquellos clientes que logran ahorros medioambientales significativos derivados del uso de palés reutilizables durante su actividad logística.

Lácteas García Baquero hace uso, además, de las soluciones de exportación de Chep para la internacionalización sus productos en más de 50 países. Este año, el proveedor de quesos ha empezado a exportar en Canadá con la solución Mark55 de Chep (1219mm x 1016mm), perfecto para el transporte de bienes de consumo. Su diseño con cuatro vías de entrada ofrece una mayor eficiencia durante el transporte y el almacenamiento.

Vicente Mollá, director general de Chep España, ha explicado que “colaborar con García Baquero durante todos estos años nos ha permitido mejorar el diseño de soluciones para conseguir una mayor sostenibilidad y eficiencia en las cadenas de suministro. Trabajar con un socio que comparte los valores y el modelo de economía circular hace que la colaboración sea mucho más fácil”.