Gourmet, especializada en la fabricación de patés con la marca La Cuina, ha entrado en el mercado de los platos precocinados por medio de su filial Comeval, adquirida hace un año. Para ello, ha invertido 1,32 millones de euros (220 millones de pesetas) en su planta de Paterna (Valencia), en la que envasará los platos preparados por un equipo de cocineros externos con los que ha firmado un contrato.

Comeval producía en exclusiva all-i-pebre, plato típico valenciano a base de anguila, ajo y pimentón. Gourmet, que ha incorporado seis platos más, ahora estudia introducir arroces. La fábrica tiene una capacidad de producción de 1.000 kilos diarios.