El Grupo Alimentario Citrus (GAC), accionista único de Verdifresh (interproveedor de Mercadona de ensaladas y verduras listas para consumir), propiedad de Joaquín Ballester, ha adquirido la participación mayoritaria de la compañía murciana Agromediterránea, junto con un grupo de empresarios del sector agrícola.

Tras varios meses de negociaciones, la familia Conesa, anterior propietaria de la compañía, ha traspasado de manera coordinada la gestión a los nuevos socios, quienes mantienen la estructura societaria de Agromediterránea como organización de productores de frutas y hortalizas (OPFH). La familia Conesa, por su parte, seguirá formando parte del accionariado con un porcentaje de participación reducido.

El acuerdo permite consolidar el crecimiento de ambas compañías, garantizar el empleo y ampliar el número de productos que van a comercializar. Por tanto, Agromediterránea mantendrá tras su venta su actual estrategia agrícola que le ha llevado a convertirse en un referente en el sector.

El objetivo de los nuevos propietarios es seguir con el actual crecimiento y dar prioridad a la estabilidad de los 1.200 empleos que genera. Para ello, y entre otras acciones, se han retomado las relaciones como interproveedor de Mercadona. Además, gracias a la aportación agrícola de los nuevos socios, se ampliará el número de productos que va a comercializar con referencias como: espinacas, acelgas, perejil y rúcula; que se unen a su producción actual de lechugas, brócoli, coles, calabacines, melón, maíz, cilantro, hierbabuena y rabanito.

Paralelamente, a las actuales 5.000 hectáreas de superficie de cultivo, se añaden más de 1.200 hectáreas que aportan los nuevos socios. El 90% de los cultivos se centran en la Región de Murcia.