AMDPress.- Grupo Calvo ha firmado en Carballo (La Coruña) la adquisición del 80% del capital de Gomes da Costa, primer grupo conservero de Brasil y Sudamérica. La operación supondrá para el Grupo Calvo un incremento en las ventas consolidadas de cerca del 30%, teniendo previsto alcanzar los 350 millones de euros en 2005. La operación ha sido financiada mediante una estructura combinada de fondos propios y deuda bancaria, y en la misma se ha realizado también una ampliación de capital en Gomes da Costa de 10 millones de dólares.

La integración de Gomes da Costa, especialista en la conserva de pescado, fundamentalmente en sardina y atún, permitirá el aprovechamiento de fuertes sinergias para el grupo y será la plataforma para el acceso a los restantes países del Mercosur, lo que representa un mercado potencial de más de 250 millones de personas.

La compra se enmarca dentro del plan estratégico del Grupo Calvo, que pretende la entrada en mercados con baja penetración de la conserva de atún y alto potencial de crecimiento. Este plan se inició el pasado año con el refuerzo de la estructura patrimonial del Grupo Calvo mediante la ampliación de capital en la que se dio entrada en su accionariado a Caixanova, Caja de Burgos y Caja Castilla-La Mancha Corporación.

Según Manuel Calvo, consejero delegado de Grupo Calvo, la compra supone “un gran paso dentro de nuestro proceso de internacionalización y representa la oportunidad de entrar, de la mano del grupo líder de Brasil, en un país con cerca de 180 millones de habitantes y que representa un elevado potencial de crecimiento en el consumo de conservas”.

Grupo Calvo, fundada en 1940, es la conservera líder en España con una cuota de mercado del 17%, mientras que en Italia, bajo la marca Nostromo, y en Portugal, bajo la marca Calvo, cuenta con una cuota del 14% y del 10%, respectivamente. El grupo, que emplea a más de 1.800 personas en sus 11 buques y las cuatro plantas ubicadas en Carballo, Esteiro, Venezuela y El Salvador, obtuvo una cifra de ventas consolidada de 257,7 millones de euros en 2003 y un beneficio neto de 5 millones de euros ( 20,6%).

Por su parte, Gomes da Costa, fundada en 1954 y con sede en Sao Paulo, cuenta con 1.100 empleados y es líder en Brasil y Sudamérica con una cuota cercana al 50%. En 2003, su facturación ascendió a 85 millones de dólares, teniendo previsto alcanzar cerca de 93 millones de dólares en 2004.