Aral Digital.-El Grupo Calvo alcanzó una facturación estimada de 375 millones de euros en 2007, cuando el año anterior esta cifra se situó en 353 millones. La compañía atraviesa, actualmente, una etapa muy dinámica, adaptándose a las necesidades de un mercado que apuesta por el marketing, la innovación, los lanzamientos y, en definitiva, por el consumidor.

“Este cambio es un reto para cualquier compañía y vivirlo es muy intenso. Por ello, nuestro objetivo no puede ser otro que conocer al consumidor para satisfacer sus necesidades. Para ello tenemos la suerte de contar con una gran marca, que nos facilita mucho las cosas”, ha comentado en declaraciones exclusivas a ARAL DIGITAL, Francisco López, director de Marketing de Calvo.

Las tres piedras angulares por las que apuesta la empresa son marca, innovación y comunicación. Para Francisco López, “la comunicación marca siempre ha sido piedra angular en la estrategia de la empresa. En este sentido, necesitábamos dar un paso más y disfrutar de una estrategia de comunicación que aúnase todo lo que queríamos decir, que comunicase marca sin olvidarse del producto”.

Respecto a sus consumidores, el director de Marketing de Calvo especifica ““tenemos que hacer cantera”, pero, al mismo tiempo, tenemos que conseguir que nuestro consumidor actual no se sienta ni rechazado ni traicionado por la marca y creo que eso lo hemos conseguido con “Sacatunn que pen”. Para nosotros no es una campaña sino una estrategia de comunicación, la cual espero que nos dure varios años todavía. Nuestro reto es posicionar nuestra marca en la mente del consumidor, no sólo para nuestros mercados naturales, sino también en otros adyacentes como puede ser el de paté o el de rellenos para sándwich, mercados donde el consumidor nos da potestad para estar presentes”.

El mensaje de Calvo debe ser sencillo y “lo más importante, no confundirle y que tenga muy claro nuestro mensaje sobre la marca. Ahora mismo lo tiene claro, y es que Calvo es el mejor atún en conserva. Pero, además, queremos que vea en Calvo una marca de confianza que le entiende, que comprende sus necesidades y que cada día va mejorando y se va esforzando para satisfacer esas necesidades”.

Con nos comenta Francisco López, “la innovación es algo muy difícil y hoy se está banalizando un poco el concepto. Nosotros apostamos por los lanzamientos, sean innovadores o no. Siempre que podamos, apostaremos por innovar, pero no renunciaremos a otros lanzamientos que pueden suponer negocio para la marca y la compañía. Apostaremos por las dos vías. De hecho, cada marca tiene unas virtudes y nosotros debemos fortalecer las que tenemos para que el consumidor confíe en nosotros. Como decía antes, lo importante es saber lo que el consumidor necesita y dárselo con criterio”.