El grupo internacional de alimentación Calvo, consciente de que la pesca es cada vez una actividad más global y de la necesidad creciente de gestionar correctamente los recursos pesqueros para asegurar la conservación de los atunes, del ecosistema marino y de la propia industria pesquera (tal como se recoge en su política de sostenibilidad), ha dado un paso al frente en su apuesta por contribuir a la formación en gestión pesquera sostenible y eficiente. Para ello, ha llegado a un acuerdo de colaboración con el Máster en Gestión Pesquera Sostenible de la Universidad de Alicante para becar a profesionales con la finalidad de que adquieran un profundo conocimiento del mundo de la pesca, y aprendan a gestionarlo adecuadamente.

Según Alma Román, gerente de Responsabilidad Social Empresarial del Grupo Calvo, "la gestión eficiente en el sector de la pesca, marcado tradicionalmente por problemas de gobernanza, es fundamental para la conservación de nuestros recursos. Contar con profesionales altamente cualificados es decisivo para lograrlo". En esta ocasión, el grupo, a través de la Fundación Luis Calvo Sanz, becará a un profesional de El Salvador, aportando su granito de arena en un sector que cada vez necesita de mayor formación profesional y estratégica.

"Hemos apostado por reforzar la capacitación de El Salvador en materia pesquera, facilitando la participación de un profesional de la industria en un máster en gestión. No se trata de filantropía, creemos que es una contribución que redundará en el beneficio del recurso en el medio plazo", aclara Alma Román. Dichas palabras se enmarcan en la nueva Ley de Pesca que se está gestando en El Salvador, la cual busca posicionar al sector pesquero y acuícola como un eje vital en su desarrollo económico y social.

Cendepesca es la institución titular de la gestión pesquera de El Salvador, su actual director es el Ing. Gustavo Portillo, quien manifiesta que "la colaboración de Grupo Calvo es muy importante y positiva para la eficaz gestión de los recursos pesqueros. Reafirmando que la inversión privada con responsabilidad social es fundamental para el desarrollo de un sector tan estratégico para el país, como es el sector pesquero. El apoyo de esta formación profesional, representa sin duda alguna, un ejercicio de corresponsabilidad y de colaboración con el Gobierno de El Salvador".