AMDPress.- Grupo Campofrío ha registrado un beneficio neto hasta septiembre de 14,95 millones de euros, un 47,6% menos frente a los 28,54 millones de euros del mismo período de 2004, mientras que el resultado antes de impuestos consolidado fue de 23,98 millones de euros, un 47,8% menos. Por otra parte, la cifra de negocio consolidada alcanza los 649 millones de euros, lo que supone un descenso del 9%, debido principalmente, según la compañía, a la venta de la filial polaca Morliny (50 millones de euros) y a la situación del consumo en sus principales mercados.

La división de Iberia, a pesar de la ralentización del consumo y de los elevados precios de las materias primas, ha obtenido un beneficio antes de impuestos de 29 millones de euros. Es destacable la evolución en España en el segmento de libre servicio, con incrementos sustanciales de cuotas en loncheados y platos preparados, que refuerzan la estrategia del grupo hacia productos de valor añadido. Asimismo, es positiva la evolución en términos de productividad y gestión de costes, que palia parcialmente las dificultades de márgenes por la evolución de materias primas y la atonía del consumo.

En el área internacional, mientras que Francia y Rusia siguen viéndose afectadas por las materias primas y la difícil situación del mercado en materia de consumo, Rumanía continúa su tendencia positiva de resultados, con un beneficio antes de impuestos de 3,5 millones de euros, de manera que Tabco se consolida como líder en su sector, según asegura la compañía.

En el caso de Rusia, la difícil situación que sufre toda la industria derivada del sistema de cuotas para la importación de materias primas, derivó en una pérdida de ebitda de 3,8 millones de euros, pese a los consistentes avances en innovación y al éxito de nuevos lanzamientos realizados, donde destaca la positiva evolución de las pizzas refrigeradas. En Francia, pese a la situación complicada de precios y consumo que sufre la industria, la filial Montagne Noire alcanzó el punto de equilibrio a nivel de ebitda.

En el comparativo con 2004, el grupo sufre un incremento de cargas financieras de 3,3 millones de euros, debido al efecto de las coberturas de intereses y divisas realizados en ejercicios anteriores, así como a unas menores plusvalías por enajenación de activos por importe de 5,5 ME. Por último, cabe señalar que Grupo Campofrío suma una deuda financiera neta en este tercer trimestre de 251 millones de euros, que incluye 46 millones relativos al valor razonable de instrumentos financieros, como consecuencia de la aplicación de las Normas Internacionales de Contabilidad, lo que supone una reducción en bases comparables de 49 millones (19%).