Grupo Consorcio, grupo empresarial dedicado a la elaboración de conservas de pescado y de platos tradicionales preparados, ha confiado a los investigadores de AZTI el diseño e implantación de un Plan de Producción Ecoeficiente destinado a reducir el consumo de agua utilizada en la elaboración de conservas de bonito del norte y atún. El resultado: una reducción de un 40 % en el consumo de agua, lo que redunda en una disminución del impacto ambiental y en un importante ahorro económico para la empresa.

El Plan de Producción Ecioeficiente desarrollado se enmarca dentro del Plan Global de Sostenibilidad ambiental del grupo y gracias a su implantación se ha logrado una mejora en la eficiencia de los procesos productivos así como una importante reducción de la huella hídrica asociada a los productos que comercializa. El programa supone, además, una demostración del compromiso de Grupo Consorcio por llevar a cabo la elaboración de sus productos de forma sostenible.

De hecho, estas medidas son parte del Plan de Responsabilidad Social Corporativa en el que Grupo Consorcio está inmerso este año. "Apostamos por ser una empresa responsable. Somos conscientes que las empresas pueden decidir el futuro de las personas, de la economía de un país o incluso de la economía mundial, y por supuesto, del medio ambiente, por lo que debemos liderar el progreso desde parámetros éticos, responsables y sostenibles", asegura la responsable de RSC, María Aparicio.

Las medidas de mejora desarrolladas por AZTI se han implantado en la fábrica de conservas que Grupo Consorcio posee en Santoña (Cantabria). Los especialistas del Centro Tecnológico, junto con el equipo interno de Grupo Consorcio, han diseñado acciones dirigidas al ahorro de agua y al aumento de la eficiencia productiva. Se han implantado una serie de medidas para el ahorro de agua.